El Palau de les Arts se sumerge en la Rusia de los zares con Borís Godunov de Músorgski - Les Arts

El Palau de les Arts se sumerge en la Rusia de los zares con Borís Godunov de Músorgski

• El cineasta Andréi Konchalovski es el autor de la puesta en escena de esta coproducción con los teatros líricos de Turín y Bari.

Valencia (24-10-2011).- El Palau de les Arts Reina Sofía acoge estos días los ensayos de la ópera inaugural de la Temporada 2011-2012, Borís Godunov de Modest Músorgski, el próximo 5 de noviembre. Se han programado 5 representaciones más los días 8, 11, 16, 20 y 23 del mismo mes.

La obra maestra del compositor ruso se presenta en Valencia en un nuevo montaje bajo la dirección escénica de Andréi Konchalovski. El realizador eslavo, responsable también de la iluminación, ha contado a su vez con el trabajo del escenógrafo Graziano Gregori y la diseñadora de vestuario Carla Teti.

Omer Meir Wellber debuta en el foso como director musical de la Orquestra de la Comunitat Valenciana con esta coproducción del centro de artes con el Teatro Regio di Torino y la Fondazione Lirico Sinfonica Petruzzelli e Teatri di Bari. Se trata de la segunda obra del repertorio eslavo que dirige el israelí en Valencia tras el éxito de Yevgueni Oneguin la pasada temporada.

El bajo Orlín Anastassov encabeza el elenco de esta producción, en el que también figuran Nikolai Schukoff, Alexánder Morozov, Konstantín Plúzhnikov, Vladímir Matorin, Andréi Zorin y Alexánder Guergálov, entre otros. El Cor de la Generalitat Valenciana, Escolania de la Mare de Déu dels Desemparats y Pequeños Cantores de Valencia se suman al equipo que ultima los trabajos en el Palau de les Arts para el estreno de Borís Godunov el próximo 5 de noviembre.

Modest Músorgski escribió la partitura y el libreto de Borís Godunov en tan sólo catorce meses, entre octubre de 1868 y diciembre de 1869. El compositor se basó en la obra homónima de Alexánder Pushkin y el décimo y undécimo volumen de Historia del imperio ruso de Nicolái Karamzin.

Borís Godunov es un retrato del ‘Periodo Tumultuoso’, una de las épocas más turbias de la historia rusa que comprende la feroz lucha por el trono tras la muerte de Iván el Terrible y el ascenso y reinado del zar Borís Godunov en la segunda mitad del S. XVI. Músorgski sitúa en el centro de la ópera al pueblo ruso, preso del hambre y la miseria y dividido entre los deseos de rebelión y el miedo al poder. Una situación, que el autor contrapone al drama personal de Borís, que consumido por el asesinato del heredero legítimo, caerá en la más absoluta locura.

Desde la primera versión de Borís Godunov, fechada en 1869, han sido numerosas las modificaciones que se han realizado de esta obra maestra del repertorio ruso. Músorgski revisó la ópera y produjo una versión en 1872 con tres nuevas escenas, dos de las cuales constituyen el ‘Acto polaco’, además de realizar otras modificaciones también en la partitura. Ésta fue la primera versión que se estrenó en San Petersburgo en 1874. A estas dos versiones originales del autor, se suman las adaptaciones posteriores de Nikolái Rimski-Kórsakov y Dmitri Shostakóvich.

El Palau de les Arts presenta la versión original de 1869, a la que se ha añadido, por razones dramáticas, una escena que introdujo Músorgski en la segunda variación que hizo en 1872: la escena del bosque de Kromi.

Andréi Konchalovski se une a la nómina de realizadores cinematográficos de prestigio con los que ha contado el centro de artes para sus nuevas producciones tras Carlos Saura, Chen Kaige y Werner Herzog. El cineasta eslavo, ganador de un premio Emmy, ha obtenido reconocimientos en los festivales de mayor reputación como Cannes, Berlín, Venecia y San Sebastián. Discípulo de Andréi Tarkovski y colaborador de Akira Kurosawa, Konchalovski ha desarrollado su prolífica carrera tanto en Europa como en Estados Unidos, donde ha filmado notorios éxitos de taquilla como Tango y Cash, protagonizada por Sylvester Stallone y Kurt Russell. Entre sus montajes operísticos destaca su colosal Guerra y paz de Prokófiev para el Teatro Marinski de San Petersburgo y el Metropolitan de Nueva York.

El papel del zar Borís, que ha sido interpretado por los bajos más destacados de la historia, recae en Orlín Anastassov. El bajo búlgaro, vencedor de Operalia en 1999, ha cantado en Valencia Don Carlo y Luisa Miller. A su lado, Nikolai Schukoff en el rol de Grigori (falso Dmitri). El tenor austriaco, que dió vida a Narraboth en Salome durante el III Festival del Mediterrani, regresará posteriormente a Valencia para participar en la versión en concierto de Ariadne auf Naxos bajo la batuta de Riccardo Chailly. Alexánder Morozov encarna al anciano monje Pimen, personaje que ya ha presentado con éxito en el Teatro Marinski de San Petersburgo. El bajo, miembro desde 1984 de la compañía que regenta Valeri Guerguiev, ha sido requerido por teatros como el Metropolitan de Nueva York, Covent Garden de Londres o La Bastilla de París.

Para el papel del príncipe Vasili Shúyski, el centro de artes cuenta con dos tenores: Konstantín Plúzhnikov y el veterano holandés Arnold Bezuyen, que se subirá al escenario de la Sala Principal las funciones del 20 y 23 de noviembre. Vladímir Matorin regresa a la capital del Turia tras sus trabajos en Esponsales en el monasterio y La novia vendida. El bajo moscovita, uno de los más solicitados en su registro, repite como el monje Varlaam tras su exitosa actuación en el estreno de esta producción en Turín. El tenor Andréi Zorin (El demente) cierra la nómina de cantantes protagonistas. Junto a ellos, completan el reparto de esta obra: Emilio Sánchez (Misail), Alexánder Guergálov (Andréi Schelkálov), Nadezhda Serdiuk (Dueña de la posada), Ilona Mataradze (Xenia), Nadezhda Vasílieva (Aya de Xenia), Iván Khudyakov (Fiódor), Leonard Bernard (Mitiuja), Grigori Karasiov (Mikítich), Jesús Álvarez (Boyardo valido), Ventseslav Anastasov (Levitski), Aldo Heo (Chernikovski) y Mario Cerdá (Jruschov).

Leave a Reply