Silla

Georg Friedrich Händel

 12,  19 diciembre 2015 · 19.00 h

16 diciembre 2015 · 20.00 h

21 diciembre 2015 · 18.00 h (función didáctica)

 
Teatre Martín i Soler

Dramma per musica en tres actos·  Música de Georg Friedrich Händel · Libreto de Giacomo Rossi, basado en el relato de Plutarco sobre Lucio Cornelio Silla · Estreno: Londres, 2 junio 1713, Queen’s Theatre

Dirección musical
Fabio Biondi

Dirección de escena
Alessandra Premoli

Escenografía
Manuel Zuriaga

Vestuario
José María Adame

Iluminación
Antonio Castro

Producción
Palau de les Arts Reina Sofía

Ballet de la Generalitat

Orquestra de la Comunitat Valenciana

Silla
Benedetta Mazzucato

Claudio
Adriana Di Paola

Metella
Karen Gardeazabal *

Lepido
Elisa Barbero *

Flavia
Federica Di Trapani *

Celia
Nozomi Kato *

Dios Marte / Scabro
Michael Borth *

* Centre Plácido Domingo

ACTO I
Roma, en el periodo 82-79 a.C. Silla, político y militar romano, pretende la sumisión de Roma a su poder absoluto. Su esposa Metella y el cónsul Lepido se horrorizan al ver amenazada la libertad del imperio. Además, Flavia, la mujer de Lepido, ha tenido un sueño en el que Roma era reducida a cenizas. Mientras tanto, el senador Claudio, enemigo de Silla, es sorprendido por su amante Celia admirando un retrato del difunto Mario que fue derrocado por Silla. Ella se enoja porque es hija de un oficial de Silla, pero es consciente de que debe mantener su amor oculto. Cuando llega Silla, Claudio le reprocha su actitud dictatorial y le anuncia que se enfrentará a él.

ACTO II
Flavia, fiel a su esposo, ha rechazado las insinuaciones de Silla. Éste, frustrado, ordena a Lepido que se divorcie de Flavia para poder casarse él con ella. Lepido comenta a Flavia que se vengará de Silla. Celia, que también ha sido objeto de insinuaciones por parte de Silla, se muestra aturdida ante Claudio. Después de que éste la consuele y se marche, Silla irrumpe para llevársela, pero Metella se lo impide. En casa de Flavia, Silla trata de convencerla una vez más para que se case con él, mas ella permanece inflexible. Entonces, Silla, furioso, ordena a sus soldados que arresten a Flavia y que lleven a Celia a sus aposentos. Scabro, sirviente de Metella, recibe el encargo de ejecutar a Lepido y a Claudio. Metella, enterada de los planes, tratará de evitarlo. Poco después, Scabro muestra a Silla una vestimenta manchada de sangre y le dice que es de Lepido, haciéndole creer que ya ha sido ejecutado. Silla, complacido, pide presenciar cómo las bestias devoran a Claudio, pero debe sofocar una rebelión instigada por seguidores de Mario y se marcha. Metella aprovecha su ausencia para liberar a Lepido y a Claudio.

ACTO III
Silla, solo, reflexiona sobre la carga de gobernar un imperio. Justo cuando esperaba disfrutar de los favores de Flavia y Celia, tiene que marcharse de viaje a Sicilia. Decide intentarlo de nuevo, con Celia primero y con Flavia a continuación, tras hacerles creer que sus respectivos amantes han muerto. Pero vuelve a ser rechazado por ambas y parte. Metella logra reunir al fin a las dos parejas Flavia-Lepido y Celia-Claudio. Silla, a punto de zarpar, pide perdón a su esposa por su comportamiento en el pasado. Mientras, Lepido y Claudio lideran en la capital la revuelta contra la tiranía de Silla. Entonces, el dios Marte aparece sobre una nube al tiempo que Metella llega con un arrepentido Silla. Éste pide perdón por sus crímenes, renuncia a su posición, y declara que vivirá tranquilamente con Metella. Como último acto le concede permiso a Claudio para que se case con Celia.

Empty tab. Edit page to add content here.