Lucia di Lammermoor

Gaetano Donizetti

22, 25, 28, 30 junio 2019

3, 6 julio 2019

 

 
Sala Principal

Drama trágico en dos partes. Libreto de Salvatore Cammarano basado en la novela The Bride of Lammermoor de Walter Scott.


Estreno: Nápoles, 26 septiembre 1835, Teatro San Carlo

Dirección musical
Roberto Abbado

Dirección de escena
Jean-Louis Grinda

Escenografía
Rudy Sabounghi

Vestuario
Jorge Jara

Iluminación
Laurent Castaing

Coproducción
Opéra de Monte-Carlo
New National Theatre Tokyo

Orquestra de la Comunitat Valenciana
Cor de la Generalitat Valenciana

Lucia
Jessica Pratt

Edgardo
Yijie Shi

Enrico
Alessandro Luongo

Raimondo
Alexánder Vinogradov

Arturo
Xabier Anduaga

Alisa
Olga Syniakova*

Normanno
Alejandro del Cerro

*Centre Plácido Domingo

 

Lucia di Lammermoor, bodas de sangre en el Páramo de los corderos.

En 1819 Walter Scott contaba en The Bride of Lammermoor una tragedia brumosa de guerras entre clanes y personalidades traumáticas y complejas. En 1835, en Nápoles, Salvatore Cammarano revivía en lengua italiana y en forma de libreto tan romántica tragedia de las exóticas tierras de Escocia, para que Gaetano Donizetti escribiera su más reconocida obra y la presentara al mundo en el teatro San Carlo de la citada ciudad: Lucia di Lammermoor.

Una protagonista de mente tan frágil como el cristal, un cura preceptor tan religioso como severo, un hermano tan duro como la roca de un acantilado de Escocia, un prometido secreto tan desgraciado como enajenado y un novio asesinado por ella en el momento de convertirse en su esposo…

Unas bodas de sangre celebradas en el señorío de los Lammermoor, el gaélico nombre del Páramo de los corderos.

Primera parte: La partida

Acto I

La acción transcurre en Escocia, a finales del siglo XVI. Jardín del castillo que antiguamente era propiedad de los Ravenswood y que ahora pertenece a la familia de los Ashton, tras una lucha que enfrentó a las dos nobles familias. Normanno confía a Lord Enrico Ashton su sospecha de que la hermana de éste, Lucia, está enamorada en secreto del joven Edgardo, último descendiente de los Ravenswood y enemigo de Enrico. Estos hechos incomodan a Enrico, quien ya ha trazado el plan de casar a Lucia con Lord Arturo Bucklaw con el propósito de granjearse así una nueva alianza política. Raimondo, capellán de los Ashton y preceptor de Lucia, explica que la joven aún guarda luto por la reciente muerte de su madre, por lo que no tiene ánimos para pensar en contraer matrimonio. Normanno, sin embargo, lo desmiente al revelar que Lucia se encuentra todas las mañanas con un joven que la salvó de la agresión de un toro. Enrico monta en cólera cuando un grupo de guardias confirma que ha visto a dicho joven por las inmediaciones del jardín y que se trata de su rival, Edgardo.

Anochece. Lucia sale del castillo con su dama de compañía, Alisa, para encontrarse secretamente con Edgardo. Ambas se detienen ante una misteriosa fuente. Alisa aconseja a Lucia romper toda relación con Edgardo. De repente aparece éste y le anuncia que debe partir hacia Francia, aunque antes quiere reconciliarse con Enrico y pedirle la mano de Lucia, pero ésta le suplica que espere un poco más y mantenga en secreto su idilio. Al partir, los enamorados intercambian los anillos como prueba de fidelidad y promesa de matrimonio.

Segunda parte: El contrato nupcial

Acto II

Estancia en el castillo. Enrico ya ha fijado la boda de Lucia con Arturo, pero todavía teme un rechazo por parte de su hermana. Para asegurarse de que el compromiso se haga efectivo, ha interceptado todas las cartas de Edgardo a Lucia y ha preparado una misiva falsa que evidencia una traición de Edgardo. Lucia se acerca pálida y con la mirada perdida. Enrico le muestra la carta y la joven, claramente afectada y horrorizada, acepta desposarse con Arturo. Raimondo, seguro de la traición de Edgardo, consuela a Lucia y la convence para que se someta a la voluntad de su hermano.

En el salón del castillo todos aguardan con alegría la llegada de los novios. Aparece Arturo, quien asegura su protección a Enrico. Poco después entra Lucia, cuyo rostro refleja sufrimiento. Arturo firma el contrato de matrimonio y, presionada por su hermano, seguidamente Lucia. En ese instante entra precipitadamente Edgardo, presa de la ira y dispuesto a batirse con quien haga falta con tal de vengar su amor traicionado. Se desenvainan las espadas, pero Raimondo impone la calma. Edgardo mira el contrato de matrimonio y le pregunta a Lucia si es su firma: la joven, confusa y fuera de sí, asiente. Edgardo, enfurecido, le pide que le devuelva el anillo y a continuación lo lanza al suelo y maldice el día en que la conoció. Lucia se desmaya y Edgardo es expulsado del castillo ante la indignación de los invitados.

Acto III

Torre de El risco del lobo, actual residencia en ruinas de Edgardo. Noche de tormenta. Edgardo medita en solitario sobre su desdicha. Aparece Enrico, quien ha abandonado la fiesta de esponsales de Lucia y viene a exigir explicaciones a Edgardo por la infamia cometida. Tras una airada conversación, ambos deciden batirse en duelo al alba, cerca de las tumbas de los Ravenswood.

En la sala del castillo, mientras aún se escucha el bullicio de la fiesta de la boda, irrumpe Raimondo con una noticia espeluznante: Lucia ha apuñalado a Arturo en su noche de bodas y éste yace muerto en el lecho. Acto seguido entra Lucia en camisón blanco manchado de sangre y el pelo revuelto, en evidente estado de enajenación mental. Vaga por la sala con la mirada perdida e invoca a Edgardo mientras recuerda los momentos felices de su amor. Poco después cae al suelo, ya prácticamente sin vida, ante la conmoción de los presentes y los remordimientos de Enrico.

En el cementerio de Ravenswood, con el castillo al fondo. Edgardo, emocionalmente destrozado, está decidido a dejarse matar por Enrico en el inminente duelo. Llegan invitados de la boda que le revelan lo acontecido en el castillo. Raimondo confirma a Edgardo que Lucia ha fallecido. Desolado y recordando los días felices que pasó junto a su amada, se suicida clavándose un puñal.

Roberto Abbado
Director musical

Roberto Abbado es uno de los directores más apreciados por las orquestas y compañías de ópera. Ganador del Premio Abbiati de la Asociación Italiana de Críticos Musicales, es Director Musical del Palau de les Arts Reina Sofía y del Festival Verdi de Parma. Estudió dirección de orquesta con Franco Ferrara en el Teatro La Fenice de Venecia y en la Accademia di Santa Cecilia de Roma. Fue Director Musical de la Münchner Rundfunkorchester entre 1991 y 1998.

Ha dirigido las orquestas del Concertgebouw de Ámsterdam, Nacional de Francia, París, Staatskapelle de Dresde, Gewandhaus de Leipzig, NDR de Hamburgo, Santa Cecilia de Roma, Maggio Musicale Fiorentino, Comunale de Bolonia, MDR de Leipzig, Philadelphia, Chicago, San Francisco, Dallas, las sinfónicas de Viena, Boston y la RAI, así como las filarmónicas de Israel, la Scala y Los Ángeles, entre muchas otras.

En cuanto a estrenos y nuevas producciones de ópera a lo largo de su carrera, cabe destacar Fedora y Ernani en el Metropolitan; I vespri siciliani en la Ópera de Viena; La Gioconda, Lucia di Lammermoor, La donna del lago y Teneke, de Fabio Vacchi, en la Scala; El amor de las tres naranjas, Aida y La traviata en la Bayerische Staatsoper; Le comte Ory, Attila, I lombardi, Phaedra, de Henze, y Anna Bolena en el Maggio Musicale Fiorentino; Don Giovanni en la Deutsche Oper de Berlín; Simon Boccanegra y La clemenza di Tito en el Teatro Regio de Turín; La donna del lago en la Ópera de París (Garnier); Ermione, Zelmira y Mosè in Egitto en el Festival de Pésaro. Durante las últimas temporadas ha dirigido A Midsummer Night’s Dream, I vespri siciliani, Tancredi y La damnation de Faust en Valencia; Benvenuto Cellini, Andrea Chénier e I masnadieri en Roma; Le trouvère en Parma; Norma en Madrid; Lucia di Lammermoor en el Théâtre des Champs Elysées; Rigoletto y Lucia di Lammermoor en el Metropolitan.

Entre sus grabaciones más exitosas destacan I Capuleti e i Montecchi, Tancredi, Don Pasquale, Turandot, Verismo Arias, L’Amour y Arias for Rubini (con Juan Diego Flórez); Bel Canto y Revive, ambas con Elīna Garanča, además de los DVDs de Fedora, Ermione, Zelmira y Mosè in Egitto.

Jean-Louis Grinda
Director de escena

El artista monegasco compagina la alta gestión cultural con la dirección de escena desde 1996, cuando fue designado director de la Ópera de Valonia, cargo que desempeñó hasta 2007 con una apuesta por una programación ecléctica y atrevida. Ese mismo año asume la dirección general de la Ópera de Montecarlo, responsabilidad que desde 2016 comparte con el prestigioso festival Chorégies d’Orange, en Francia.

Junto a los grandes títulos del repertorio lírico, principalmente una Tetralogía grabada por la RTBF, ha puesto en escena comedias musicales. Desarrolla su carrera en teatros franceses y en ciudades como Tel Aviv, Montreal, Roma, Florencia o Santiago de Chile. En la línea del eclecticismo, realizó la puesta en escena de Sol en cirque (2005). En 2008 dirigió el espectáculo de inauguración de la temporada de la Ópera de Roma, Amica, de Mascagni, antes de realizar una nueva producción de Die Zauberflöte para la fiesta nacional monegasca.

El público de la Ópera de Montecarlo conoce su trabajo desde 2002. En este teatro ha dirigido, entre otras, La Périchole, Die Fledermaus (2007), Don Giovanni (2008), Les contes d’Hoffmann (2010), Falstaff (2010) y Rigoletto (2011). En septiembre de 2010 inauguró al mismo tiempo la temporada del Festival de Ópera de Tenerife, con Falstaff, y la de la Ópera de Montpellier, con Die Fledermaus. Proyectos recientes y futuros incluyen Robert le Diable en Tel Aviv y Érfurt (Alemania); La Navarraise en Saint-Etienne y Montecarlo; Das Rheingold en Montecarlo, y La Gioconda en Marsella. En el Palau de les Arts ha dirigido anteriormente Werther, Tosca, Amelia al ballo y The Telephone.

Jessica Pratt
Soprano, LUCIA

Jessica Pratt es una de las mejores intérpretes actuales del repertorio belcantista. Requerida por los teatros más prestigiosos, en el último decenio ha interpretado más de 35 roles, en los escenarios de Milán, Nueva York, París, Zúrich, Venecia, Roma, Nápoles, Verona, Viena, Berlín, Barcelona, Hamburgo y Sídney, dirigida por Daniel Oren, Nello Santi, Kent Nagano, Riccardo Frizza, Carlo Rizzi, Marc Minkowski, Gianandra Noseda, Evelino Pidò y Gustavo Dudamel. Su carrera está muy vinculada a la ópera Lucia di Lammermoor, con la que hizo su debut profesional. Desde entonces, la ha interpretado en más de 30 producciones en teatros como la Scala de Milán, el Metropolitan de Nueva York y la Ópera de Sídney. En Les Arts ha cantado Tancredi de Rossini.

Yijie Shi
Tenor. EDGARDO

Nacido en Shanghái, se graduó en el Toho College of Music de Tokio. Una vez en Europa, concluyó su especialización en Graz. Tras despuntar en el Festival de Pésaro en 2008, se ha convertido en un cantante habitual en los escenarios más importantes. Entre los éxitos de su carrera destacan Armida en el Metropolitan, Falstaff y Lucia di Lammermoor en el Maggio Musicale Fiorentino, Otello de Rossini en el Liceu, así como La fille du régiment y La traviata en el National Centre for the Performing Arts de Pekín. Ha sido aclamado internacionalmente en el Metropolitan, Ópera de San Francisco, Théâtre des Champs-Elysées de París, Deutsche Oper de Berlín o el Teatro La Fenice de Venecia, bajo la batuta de maestros de la talla de Zubin Mehta, Antonio Pappano, Kent Nagano y Alberto Zedda. En Les Arts ha cantado Tancredi de Rossini.

 ALESSANDRO LUONGO
Barítono. ENRICO

Es uno de los barítonos más prometedores de su generación. Ha actuado en los teatros Real de Madrid, la Scala, Champs-Élysées de París, Maggio Musicale Fiorentino, Regio de Turín, Ópera de Roma, La Fenice de Venecia, Massimo de Palermo, San Carlo de Nápoles, Filarmonico de Verona y Carlo Felice de Génova, además de los festivales de Rávena y Glyndebourne. Entre otros muchos roles, ha encarnado a Belcore, Conte Almaviva, Don Giovanni, Germont, Malatesta, Marcello, Ford o Figaro (Il barbiere di Siviglia). Trabaja con prestigiosos directores, como Riccardo Muti, Zubin Mehta, Fabio Luisi, Michele Mariotti, Seiji Ozawa, Bruno Campanella y Evelino Pidò, y con reconocidos directores de escena como Pier Luigi Pizzi, Jean-Louis Grinda o Damiano Micheletto.

Alexander Vinogradov
Bajo. RAIMONDO

Alexander Vinogradov debutó en el Bolshói de Moscú con 21 años. Desde entonces, canta en los principales teatros del mundo: la Scala, Ópera de París, Metropolitan, Covent Garden, o la Staatsoper de Berlín, dirigido, entre otros, por Daniel Barenboim, Myung-Whun Chung, Valery Gergiev, Mariss Jansons, Philippe Jordan, Vladimir Jurowski, Lorin Maazel, Antonio Pappano y Vasili Petrenko. Entre sus roles de más éxito destacan Escamillo (Covent Garden, Metropolitan), Filippo II (Palau de Les Arts), Gremin, Méphistopélès en Faust, Silva en Ernani, Colline en La bohème y Don Basilio en Il barbiere di Siviglia. En Les Arts ha participado en títulos como Don Carlo, I vespri siciliani, Don Giovanni.

Xabier Anduaga
Tenor. ARTURO

Antiguo alumno de la Accademia Rossiniana con Alberto Zedda, su debut internacional de ópera tuvo lugar en 2016 con Belfiore en Il viaggio a Reims. Desde entonces, ha actuado en teatros y festivales de renombre: Pésaro, Champs-Elysées, Filarmonico de Verona, Colón de Buenos Aires, Musikverein de Viena, Donizetti Opera, NCPA de Pekín, Paris Philharmonie, Opéra de Limoges, Regio de Parma y Regio de Turín. Entre sus roles destacan Ramiro (La Cenerentola), Conte d’Almaviva (Il barbiere di Siviglia), Lindoro (L’italiana in Algeri), Adraste (Le Siège de Corinthe), Leicester (Il Castello di Kenilworth). Ha obtenido cinco premios en el concurso Francisco Viñas.

Alejandro del Cerro
Tenor. NORMANNO

Nacido en Santander, se gradúa en la Escuela Superior de Canto de Madrid. Premiado en diversos certámenes, ha participado en producciones operísticas en Madrid, Barcelona, Oviedo… y también en Bélgica y Reino Unido, en títulos como Faust, Otello, Yevgueni Oneguin, Poliuto, Parsifal… Próximamente debutará en Bilbao y regresará al Gran Teatre del Liceu.

 Olga Syniakova
Mezzosoprano. ALISA

Se graduó y obtuvo el máster en Educación Musical en 2014 en el Conservatorio Mijaíl Glinka de Dnipró (Ucrania), donde fue invitada a representar el rol de Cherubino. Entre los roles de su repertorio actual destacan Olga (Yevgueni Oneguin), Polina (La dama de picas), Carmen, Lola (Cavalleria rusticana), Flora (La traviata), Lubasha (La novia del zar). Pertenece al Centre Plácido Domingo, donde ha participado en la ópera Il mondo della luna y en Petite messe solennelle, dirigida por Fabio Biondi. Ha recibido clases magistrales de Plácido Domingo, Mariella Devia, Manuela Custer, Enedina Lloris y Jaume Aragall.

New National Theatre Tokyo ©Masahiko Terashi

Ensayo Italiana: Final del acto II

Ensayo Italiana: Final del acto II

Conferencia de Lucia di Lammermoor a cargo de Ramon Gener.

Lucia di Lammermoor – Jessica Pratt. Ensayo. Escena locura (con armónica de cristal)

Ensayo Italiana Acto II: Sexteto “Chi mi frena in tal momento”